Lores

Situado a 1212 metros de altitud y próximo a picos que superan los 2000 metros como Peña Carazo y Horca de Lores.

Es un bonito pueblo de montería dividido por el río Lores. Sus casas blasonadas nos indican que fue residencia de la nobleza de La Pernía.

Entre su arquitectura montañesa destaca la llamada Casa del Arco, edificada en 1013 por un monje de la Abadía de Lebanza a quien se le atribuye la propiedad de la ermita de San Roque, una rústica ermita que ejerce actualmente de iglesia parroquial.

Producían centeno, hierba, criaban ganado, se dedicaban a la carretería (transporte) de sales, trigo y vino; fabricaban aperos de labor: como ruedas, carretas de bueyes...

En la actualidad se siguen fabricando cestas de mimbre y las albarcas, llamadas aquí corochas.

Aunque quizás el producto más famoso son sus rosquillas ligadas a su antigua tradición de Las Candelas el día 2 de febrero en la cual las criadas elaboraban un ramo de rosquillas que llevaban primero a la iglesia y después rifaban.

En la actualidad se celebra la fiesta de San Lorenzo el 10 de agosto.

Su iglesia de San Lorenzo del siglo XVI consta de una nave dividida en cuatro tramos con bóveda de cañón y bóveda estrellada en la capilla mayor. Destaca su típica espadaña de piedra a los pies, con campanario del s.XIII.

En su interior encontramos una imagen de la Virgen con el Niño de la segunda mitad del siglo XVI y un Niño Jesús del siglo XVII.

El retablo mayor data del primer tercio del siglo XVII con imágenes de San Lorenzo del siglo XVIII, Crucifijo de mediados del siglo XVI y dos lienzos con el Prendimiento y el Martirio de San Lorenzo muy deteriorados; el tabernáculo data del siglo XVI con esculturas de Santos y Apóstoles.

Es una pequeña ermita situada dentro de la localidad y que actualmente ejerce de parroquia.
De su retablo mayor destaca la imagen de San Roque enseñando sus yagas.

Cueva situada en las proximidades de Lores y que posee su propia leyenda:
Hace muchos años se corrió la voz de que en esta cueva se hallaba enterrado un caldero de oro y este rumor atrajo la atención de todos los mozos del pueblo que fueron allí a cavar para encontrarla.
Cavaron y cavaron, construyeron un pozo y túneles para dar con ella.
Pero no encontraron caldera alguna. Un mozo avispado sugirió ir a buscar una adivina a Santander para que les dijera dónde se encontraba el caldero.
Así hicieron, y como era algo débil la adivina, tuvieron que cargarla en hombros hasta la cueva.
Una vez allí, le instaron a que les dijera dónde estaba la caldera de oro y tras inspeccionar la cueva les dijo que en aquella cueva no había nada de oro.
Después de aquella respuesta y de haber tenido que cargar con ella hasta allí, a punto estuvieron de tirarla al pozo.


Comer y Dormir

Casa Rural Casa Lope

Calle Ayuntamiento 24. Lores (La Pernía). 34848 Palencia.

Teléfono: 979 879 701